Cuándo viajar a Nueva Zelanda

Vía Láctea

Millones de estrellas distantes de la famosa Vía Láctea pintan arco iris estrellados sobre el cielo de Nueva Zelanda durante las noches de invierno

Compartir

Última actualización:
reason default image
Ver todo
Ver alojamientos cercanos

Aunque los cielos de verano y otoño son reconocidos como los más favorables para la observación de estrellas en Nueva Zelanda, la famosa Vía Láctea es una excepción. Se compone de millones de estrellas, que están tan lejos de la Tierra que no se pueden ver por separado, sino sólo como un débil sendero de luz en forma de arco estrellado que se extiende desde el noreste a los horizontes del sureste.

Así, el espectáculo es el más impresionante en invierno cuando la manta estrellada de la Vía Láctea está justo por encima de la cabeza, lejos de los territorios densamente poblados de Nueva Zelanda.

La Vía Láctea se puede ver en Zealandia Ecosantuario justo en las afueras de Wellington. Pero los mejores lugares para observar las estrellas se encuentran más lejos de las ciudades, en el Parque Nacional Rakiura en la isla Stewart, el Parque Nacional Aoraki, alrededor del Observatorio del Monte John en el lago Tekapo, el cruce Tongariro, y también en el Parque Regional Shakespear, que está a 45 minutos al norte de Auckland. Otra opción curiosa es hacer esquí nocturno en la estación de esquí Coronet Peak cerca de Queenstown. Las luces no favorecen observar las estrellas mientras esquian, pero cuando regresen a Queenstown por las laderas, los cuerpos celestiales seguramente se revelarán.

Información práctica

Haz una pregunta